dimecres, 17 de desembre de 2008

Otra noticia que me indigna

Escucho en las noticias de Telecinco o Antena3 de ayer ( no recuerdo bien) y a primera hora, que una diputada valenciana consigue votar a distancia en el Parlamento.
La magnitud que se le da al trato de la noticia no lo termino de entender, y como pienso que tal vez es que es demasiado pronto por la mañana busco la noticia en la prensa escrita, en internet ( que no deja de ser escrita no?)
La leo en La Vanguardia, tal vez está también en otros diarios.

Al principio pensé en los avances tecnológicos que habrán creado para poder emitir un voto parlamentario desde casa a la vez que votan los demás diputados. Me parecía interesante por varios motivos:
- una pequeña muestra de que el teletrabajo es posible y real. En mi anterior lugar de trabajo se contemplaba y te permitía seguir al día y participar activamente en el trabajo sin estar fisicamente allí. El trabajo desde casa es una opción que las empresas deberían realmente tener en cuenta pues no por estar "controlado" trabajaré más y mejor, simplemente cumpliremos horas. Estar en casa no significa trabajar menos, aunque esto será lento de implantar y me parecía que la noticia podía dar pie otra vez al debate.
- era una demostración de como la tecnología hacía posible que una diputada pudiera emitir un voto desde casa, a la vez que lo hacían el resto desde el Parlamento. Le daba autonomía a la diputada, y si ella lo podía hacer, los mismos medios podrian aplicarse en muchas otras situaciones de menor envergadura.
- una forma de dotar de autonomia a un parlamentario dentro del grupo político. El voto particular se vuelve importante y se busca la forma de tenerlo. En alguna otra ocasión he criticado la forma de constitución de los partidos políticos y dar importancia al voto individual también me parecía como una forma de dar pie a la discusión.

Pero no. Finalmente la noticia me indigna.
La diputada envió varios e-mails con las distintas votaciones, así que de simultaneidad nada y de avance tecnológico nada de nada. La diputada votó en varias ocasiones de forma distinta a la de su grupo parlamentario (oh sacrilegio..), y además... la diputada estaba de baja por maternidad. Y si quiere dar ejemplo, que en su baja por maternidad no trabaje emitiendo ningún voto, por que si desea trabajar podría ceder su permiso de maternidad al padre por ejemplo, y si trabaja que no solamente se traduzca en un voto más para que su grupo no "sufra" su carencia, si no que trabaje para el bien de la sociedad, que para eso está.

3 comentaris:

jlmory ha dit...

Valencia es así. La prueba la tienes en Fabra. Aquí el único ejemplo es el del pelotazo.El circuito de F1 un despilfarro y la sanidad por el suelo. Educación para la ciudadanía en ingles para joder a todos. Te lo dice un valenciano.

Sara Maria ha dit...

Completament d'acord amb tu de nou!!!

Ferran ha dit...

Ha passat a València, on també a mi (que no sóc valencià) em sembla que l'ambient polític és especialment putrefacte. Per desgràcia, possiblement hauria pogut donar-se el mateix cas a qualsevol altre lloc. No, no nem bé...