dimecres, 14 de febrer de 2007

Del día de San Valentín


Pues es cierto que no deja de ser un día comercial: flores a sesenta euros, chocolate a treinta y cinco, pasteles en forma de corazón, propuestas de viajes, hoteles y un largo etcétera que no vale la pena reproducir. Por no hablar de cómo los medios de comunicación insisten y recuerdan el dinero que nos gastamos un día como hoy, y como nuestra pareja estará esperando nuestro regalo, y de paso, nos crean la esperanza de que también recibiremos un detalle.... ¿quien eres si no tienes regalo el 14 de Febrero? Sobradas razones conocemos para evitar formar parte de la cadena siendo el último eslabón y cayendo en la tentación del consumismo, desde el miedo a caer en la cursilería hasta las tan pesadas razones económicas. Comentamos entre todos lo comercializado que está el evento, y nos repetimos hasta la saciedad la poca necesidad que tenemos de que externamente nos obliguen a celebrar algo que es íntimo y personal,..Y aun así, al final del día nos vemos con aquello que hemos o nos han regalado y si no es así, hasta podemos preguntarnos si realmente no hemos comprado nada por dejadez más que por convencimiento.

Pero... por qué no aprovechar una fecha, sea la que sea, y recordarnos cuánto nos importa o importamos a alguien?

A veces olvidamos que cualquier día es válido, incluido el de hoy, para decir te quiero. Y que el decirlo y el sentirlo está por encima que cualquier regalo material. Y lo más bonito del día de hoy, es tener a alguien que te lo susurre o que lo deje escrito para que los ojos lo lean, y el corazón lo sienta.

Cap comentari: